Opinión sobre Integral moto, Tres Cantos

Yo no sé si serán buenos, regulares o malos como mecánicos, lo que voy a contar es mi experiencia.

Llevé la moto a cambiar el retén de un amortiguador delantero que fugaba aceite y ya de paso los retenes de las dos horquillas.

Apareció un problema que no contaba y es que estaban torcidas de un golpe antiguo según me informan y habría que cambiar las 2 horquillas. Como no tengo presupuesto para ello, les pido que me reparen solo los retenes y cuando pueda cambiaré las horquillas.
Ellos me informan que no pueden garantizar el cambio de retenes porque las horquillas están torcidas y no saben cuánto durarán los retenes. Yo acepto dicha reparación y el riesgo de volver a fugar aceite, además tengo que confirmárselo por escrito para que les quede constancia.

Hasta aquí lo normal y que asumo.

Lo que no es normal es que cuando montan las horquillas, dejen la moto inutilizable, la cojo y tiende a girar, a tumbarse a la derecha, casi tengo un accidente por no avisarme de esto en un giro precisamente a la derecha a 100 mts del taller. Vuelvo al taller y temblando se lo hago saber, aquí es donde comienza el periplo.

Me dicen de bastante malas formas que eso es mi problema, que ya me avisaron que al estar torcidas las horquillas ya sabía yo lo que pasaría. Cosa que es falsa ya que únicamente me dijeron que no se garantizaba la reparación/sustitución del retén, no que la moto quedaría inconducible.

La discusión subió un tanto de tono porque en ningún momento se me informó de ello, lo que me dijeron es que con la avería, el cambio de retenes podría durar 15 días, un mes, 3 meses… sin plazo fijo. Pero NUNCA JAMÁS se me informó que la moto se convertía en un peligro para la circulación.

La excusa parece ser que ellos cuando quitaron las horquillas no marcaron la posición original y al montarlas quedaron como se podía.
Después de discutir bastante y decirles que dejasen las horquillas como estaban orientadas me dijeron que lo harían por no discutir. Que se pondrían al día siguiente (viernes) a ello.

Después de hacerme esperar 6 días laborables, finalmente me dan la moto. La sorpresa que me llevo es que reconocieron que me habían dado la moto «inconducible», es decir, me entregaron la moto inicialmente a sabiendas que estaba mal. Dicen que han ajustado no sé qué de la rueda, ahora la moto no se desvía tanto pero la frenada no es la óptima.
Después de unos días conduciendo la moto, me doy cuenta que una horquilla está a nivel del manillar donde se sujeta y la otra está entre 2-3 mm más alta y además la moto «pisa mal», es decir, otra chapuza de esta gente.

Vergonzoso que intenten entregar una moto que no está en condiciones de seguridad ¿así es como miran por sus clientes? o mejor dicho por sus exclientes.

Y digo excliente porque es la 2ª faena que me hacen y desde luego la última. La primera fué con una moto que tuve que lleve a cambiar el aceite y ellos sin previa consulta ni nada, le hicieron un mantenimiento porque según el libro o kms o que se yo «le tocaba» sin preguntar si quiera si le hacía falta.
Fui a un cambio de aceite y la factura salió por el triple de lo inicial, además que me dejaron una chapa del filtro de aire que, según ellos, no le hacía falta. Debe ser que Honda hace motos con piezas demás.

Nunca más en este taller, aunque tenga que desplazarme muchos kms co tendré que hacer, no merece la pena estos disgustos, que mal trato y sobre todo el riesgo para la conducción cuando se entrega una moto que no es segura.

Probablemente otras personas les haya ido bien, no lo pongo en duda, pero conmigo han sido 2 de 2 y no va a haber más.